Reseña de Village Attacks

Reseña de Village Attacks

Village Attacks puede parecer, a priori, otro juego más de miniaturas a un precio algo elevado que sigue la senda de Descent u otros juegos de miniaturas anteriores aunque en estilo Tower Defense. Un vistazo rápido te hace reparar en que los protagonistas son los malos, los monstruos de los cuentos y leyendas tradicionales, y el enemigo lo forman los habitantes de los pueblos cercanos a la apacible mazmorra, héroes y cazadores ávidos de sangre y adrenalina y otros individuos empeñados en hacerle la puñeta a estas adorables bestias. Interesante. Me gustan los juegos de miniaturas, en especial Las Mansiones de la Locura y Descent, así que voy a indagar sobre el juego porque no tiene mala pinta, aunque no sepa nada de él todavía.

Village Attacks en Walkyria Cómics

Tecleas en San Google y descubres que el Kickstarter del juego se completó en apenas 90 minutos recaudando más de 400.000 libras de más de 4000 patrocinadores. Mosquis, parece que tanta gente no puede equivocarse al apostar por un juego desconocido, y encima mi tendero de confianza no sólo lo tiene, sino que habla maravillas de él. ¿Me gasto casi 90 eurazos en un juego del que apenas conozco nada? “Pruébalo”, me dice el dueño de la tienda. “Vente a jugar una partida”.  Me animo, por supuesto, y esa misma tarde me echo una partida con el tendero y algunos jugadores más que pululaban por la tienda. Algunos ya habían jugado previamente y en cuanto se les sugirió la posibilidad de jugar una partidita, se les iluminó la cara.

Empieza a jugar a Village Attacks en Walkyria Cómic

Y entonces empiezas a jugar.

 

Al principio, mientras comienzas a recibir las primeras instrucciones, no te sorprende demasiado si ya has jugado a otros juegos de miniaturas o de mesa. La disposición de los escenarios es similar a la de Descent, con las reglas de cada zona y la disposición de las losetas. Te mola que tu personaje sea un vampiro, un caballero sin cabeza o un Bangshee con algunas habilidades que aún no comprendes. Te explican las reglas de movimiento, combate y demás, y te parece diferente a otros juegos, puesto que de lo que se trata es de elegir tus acciones en función de la tirada de dados que realices: puedes activar tu habilidad mágica, atacar cuerpo a cuerpo, a distancia, desplazarte, defenderte o prepararte para contraatacar cuando los malos te intenten pegar. Digamos que debes gestionar con cabeza la tirada, de manera que es muy difícil que siempre hagas los mismos movimientos. No siempre vas a poder moverte, no siempre vas a poder atacar, etc. El sistema te empieza a gustar.

Comienza la partida. Robas carta de evento de poblado y comienza a llegar la primera oleada de pueblerinos armados con antorchas, palos y otras armas rudimentarias. Y es cuando te toca jugar: lanzas los dados… y ya has caído, amigo. No vas a parar de jugar hasta que consigas jugar el escenario completo y mantengas tu mazmorra a salvo, haciendo frente a todo bicho viviente, colaborando con tus compañeros para hacer frente al héroe de turno que le da por irrumpir en tu apacible salón para hacerte la puñeta (estoy enamorado del Sepulturero…). Les coges cariño… hasta que te empiezan a atizar de lo lindo, momento en el cual te pones serio.

El Sepulturero es un quebradero de cabeza si está acompañado de más fichas de personajes

Madre mía, que pedazo de juego. Te lo compras, porque has visto que los casi 90€ merecen la pena (contiene más de 60 miniaturas, losetas de juego, cartas y demás componentes de buena calidad y te garantiza al menos 10 jugar 10 escenarios), llamas a tus colegas y les medio obligas a jugar contigo (aunque puedes jugar solo, algo que sabes que vas a hacer tarde o temprano…)

Como ya te has enterado de la mecánica, no te resulta demasiado difícil montar el escenario de iniciación y el primero, ambos muy sencillitos que te permiten coger rodaje para empezar a repartir estopa de verdad a partir del tercer escenario, momento en el que el juego empieza a ponerse serio y le empiezas a sacar el jugo a la mecánica de juego. Y es que a medida que vas a progresando la dificultad va a ir aumentando, el poder de vuestros personajes irá creciendo y podrás ir aprovechando todo el potencial del juego hasta desencadenar verdaderas locuras con trampas, héroes míticos casi ingobernables, personajes muy potentes y muchísimas horas de juego.

Village Attacks es una recomendación fija para todos aquellos a los que les gusten los juegos de miniaturas y busquen algo diferente a Zombicide o Descent. Lo van a disfrutar muchísimo.

 

Puedes comprar el juego en nuestra tienda física o en la tienda online pinchando en el siguiente enlace: VILLAGE ATTACKS. Por cierto, la escenografía que has podido ver en algunas fotos no viene incluida, pero no es difícil de conseguir con un poco de imaginación...

Sitio web realizado por Informadsa Servicios Informáticos s.l.